MENÚ
ACCESO/REGISTRO

Cómo calmar los cólicos de tu bebé

Bebés enero 14, 2019 · ¡Haz el primer comentario!
Cómo calmar los cólicos de tu bebé
bebitos
bebitos

Antes de saber como calmar los cólicos de tu bebé, tienes que saber que, el cólico es un dolor que sufre tu bebé en su tracto gastrointestinal. Afortunadamente, son raros los casos en los que los cólicos se alargan pasados los tres primero meses de tu bebé y, por lo general, suelen desaparecer entre las cuatro o seis semanas de edad.

Los síntomas por lo general aparecen durante la tarde, pueden durar horas e incluyen dolor abdominal, gases, vientre distendido, irritabilidad y episodios largos e inconsolables de llanto. Las causas no se saben con certeza, pero muchos médicos lo asocian a la dieta del bebé, ya sea algo que come la madre lactante o la leche.

Hoy te vamos a dar algunos consejos para calmar los cólicos de tú bebé:

Paséalo al estilo canguro

Con tu bebé en el porta bebés (puedes ponerlo mirando hacia dentro o hacia fuera, eso ya depende de tus preferencias) camina por casa y si el tiempo lo permite, puedes salir a dar un paseo.

Posición dos

Coloca a tu bebé de modo que su estómago descanse sobre tu antebrazo y su cabeza esté apoyada en la palma de su mano.

Balancea a tu bebé en tus brazos

Llévelo a dar un paseo en el coche o en su cochecito. El ritmo constante de cualquier tipo de movimiento le ayudará a calmarse.

Coge su sillita del coche

Ponla su sillita del coche, encima de la lavadora o secadora de ropa en funcionamiento y asegúrate de que tu bebé y la silla está bien sujetos. Ese ritmo constante puedes ayudarlo a relajarse.

Envuélvelo.

Algunos bebés responden bien a estar bien envueltos, especialmente cuando se les mece.

Dale un masaje

 Acuéstelo boca abajo sobre tus piernas y frótale suavemente la barriga para ayudarlo a expulsar los gases.

Ponle sonidos relajantes

Ponle una grabación de lluvia o incluso enciende el secador, estos sonidos pueden ayudarlo a calmarse.

Reduce las estimulaciones externas.

Baja la intensidad de las luces de casa, reduce el ruido y habla o canta suavemente a tu bebé.

Proporciona calor

Coloca un paño tibio (no caliente) sobre su barriga o dale un baño tibio.

Pedalear sus piernas

Con tu bebé boca arriba, mueve suavemente las piernas como si estuviese montando en bicicleta, estos ejercicios también lo ayudará a expulsar los gases.

Ajusta tu dieta

Si estás dándole el pecho y si nada de lo anterior parece que ayuda, lo mejor que puedes hacer es intentar cambiar tu dieta eliminando los productos lácteos, la cafeína, la cebolla, el repollo, el brócoli, el ajo y las comidas picantes. Si alimentas a tu bebé con leche artificial, debes acudir a tu pediatra para que te cambié la leche.

Por último solo te aconsejamos que si ves que estas nerviosa porque no consigues calmar los cólicos de tu bebé. Ve a la cocina o al salón, siéntate un momento, respira, tómate una taza de té y tranquilízate. Una vez lo hayas conseguido coge a tu bebé, acurrúcalo contigo y hazle saber que eres la mejor persona para consolarlo y que si no puedes hacerlo tu, nadie podrá.

¡Haz el primer comentario!