MENÚ
ACCESO/REGISTRO

Algunos alimentos prohibidos para las embarazadas

Embarazo agosto 1, 2019 · ¡Haz el primer comentario!
Algunos alimentos prohibidos para las embarazadas
bebitos
bebitos

Cuando una mujer está embarazada le asalta la duda de los alimentos prohibidos casi a diario, porque aunque los médicos advierten sobre las prohibiciones, no se tiene una lista exhaustiva de algunos alimentos prohibidos para las embazadas.

En el post de hoy seguiremos hablando sobre lo que se puede comer y lo que no durante el embarazo.

Leche y lácteos

En el caso de la leche y los lácteos pasa lo mismo con que el queso. A las mujeres embarazadas se les dice que estos alimentos están prohibidos, pero eso es vedad a medias.

Está prohibida la leche cruda y los lácteos y sus derivados siempre que no estén elaborados con leche pasteurizada o UHT.

¿Qué es UHT?

El UHT es una forma de esterilizar la leche, que consiste en calentarla a 72 grados durante aproximadamente 15 o 20 segundos y después enfriarla rápidamente a 4 grados.

Con este proceso se matan las posibles bacterias que pueda tener y además permite conservar la lecho durante más tiempo en condiciones óptimas.

Todo esto que significa, que si estás embarazada, puedes tomar leche y comer lácteos, nata, etc….siempre que estén elaborados con leche pasteurizada o UHT.

Para saber si estos productos son aptos para tu consumo, lo único que tendrás que hacer es comprobar en la etiqueta que entre sus ingredientes aparece una de estas dos formas de elaboración.

Los embutidos entre los alimentos prohibidos para las embarazadas

Estos son otros alimentos que están prohibidos para las embarazas, entre ellos se incluyen el jamón serrano, chorizo, salchichón, fuet, salami, mortadela, etc…Ya que pueden resultar contaminados de listeria durante su proceso de elaboración.

Es verdad, que para muchas dejar de comer estos alimentos es un auténtico sacrificio, por lo que muchas lo que hacen es pasarlos por la sartén o la plancha para eliminar las posibles bacterias que puedan tener.

Según el médico con el que hables te dirá que el jamón está prohibido o que puedes comerlo siempre que lo congeles y esté en ese estado por lo menos durante 3 días antes de su consumo.

Desde aquí te aconsejamos, que si eres capaz de aguantar, mejor no consumas ninguno de estos alimentos y en el caso de que no puedas, te quites el gusanillo comiendo un poquito de jamón que hayas congelado antes.

El resto de embutidos te aconsejamos que no los pruebes, además antes de que te des cuenta tu alimentación habrá vuelto a la normalidad.

¡Haz el primer comentario!